Aullido al infinito

Estar consciente de cada una de las cosas que ocurren a nuestro alrededor, estar atento a las impresiones de nuestros sentidos, alertas al sube y baja de nuestras emociones, estar plenamente despiertos, saber lo que está pasando en el mundo, no ignorar, usar nuestra máxima capacidad de percepción de nosotros mismos y de los distintos mundos que nos rodean, tener en mente que la vida es un regalo, una posibilidad para el éxtasis, una posibilidad de trascendencia, un estallido de divinidad y unificación con el infinito uno todo electromagnético del que formamos parte…dí a tu hijo que es todo lo que él quiere ser, todo lo que no ha sido aun, dile que todo está en constante devenir, que el futuro está en sus propias manos, que cada decisión que se toma en el sendero de la vida dibuja nuestro camino y el de los demás, como un espiral del que emana y absorbe la energía vital para que nosotros elijamos nuestro propio destino, por eso alégrate, no hay espacio para el dolor, los mundos siguen ocurriendo en cualquier punto del espacio infinito…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *