Autoimportancia

El animal humano botado en el cemento lucha por sobrevivir en un universo hostil, convirtiéndose en una bestia salvaje egomaniaca y egocéntrica dispuesto a vender a su madre por puro interés y dinero. Degeneración hipermaterialista de la civilización establecida que se ha nutrido de la autoimportancia, el individualismo, la superficialidad, la hipocresía, lo mezquino y frívolo, engendrando pura decadencia que degenera en este animal de rebaño, que se cree el centro de todo, hundiéndolo en su propia miseria. Deshacerse de la autoimportancia, desapegarse, es un acto de pura subversión, rebelión contra el orden establecido con ladrillos de engaño.